Cerca de medio millón de negocios mueren al año, pero no tiene por qué pasarle a tu negocio, al menos si mitigas los errores comunes que ahogan a las empresas jóvenes.

9 errores comunes que se cargarán una Startup

 

Creer que una sola buena idea puede ser un negocio

Un inestimable número de grandes ideas de nuevas empresas son ideadas anualmente por gente que cree que se le ha ocurrido algo original. Entonces empiezan a investigar y se dan cuenta que en realidad, hay mucha gente con la misma idea. Así que realmente es la ejecución de la idea lo que hace el negocio. Y es desarrollarla en la cultura correcta, con las herramientas correctas, con los sistemas correctos y un largo etcétera en cuanto a la estructura.

Fundadores sin experiencia que van por libre

Aunque la pasión y la energía ayuden a la idea, si intentas ir por libre tendrás problemas porque irás aprendiendo sobre la marcha. Sé listo, y trae a alguien que sepa lo que está haciendo contigo. O también puedes esperar a estar educado en tu industria antes de intentar lanzarte con un negocio. Mi recomendación es trabajar en otro sitio durante unos 5 años y aprender todo lo que puedas sobre cómo debe funcionar un negocio.

No tener un CFO fuerte, o al menos un buen contable

Las cuentas ajustadas dan confianza. Alguien tiene que ser realmente bueno con las cuentas para que los inversores potenciales, futuros empleados o incluso los clientes se sientan cómodos con que tu empresa sea una organización viable.

Lanzamiento en el momento inadecuado

Si lanzas tu producto cuando no hay demanda o simplemente no es el auge del mismo, es un mal momento. Por ejemplo, si tu producto tiene que ver con la inmobiliaria es importante tener en cuenta si la gente está invirtiendo en la construcción, adquiriendo propiedades, etcétera. Elegir el momento correcto es muy, pero que muy importante.

No entender las legislaciones propias y/o ajenas 

Tienes que tener en cuenta que, algo que puede ser perfectamente adecuado en España, puede no serlo, por ejemplo, en China. Siempre está bien informarse de las leyes de allí dónde te encuentras, y allí dónde te diriges.

Intentar hacer B2C, cuando B2B sería más fácil

Si no tienes conexiones en venta al por menor, se te hará cuesta arriba vender. Pero si ya estás en la industria, entiendes como funciona y tienes conexiones en ella, ¿por qué no usar ese conocimiento y la influencia para atraer a otros negocios? Es más fácil obtener impulso en tu propia industria hablando, colaborando y solventando problemas con gente que conoces o próxima que con alguien de fuera.

Intentar empezar un negocio sin entender del todo su industria 

Los emprendedores más exitosos dominan el tema porque han trabajado en la industria lo suficiente como para entender todo lo que la rodea, por dentro y por fuera. Si quieres un negocio de éxito, tienes que apostar por algo que conoces.

Intentar lanzar un producto sin la financiación suficiente 

En vez de pagar por prototipos, programadores, y vendedores puedes empezar con un trabajo de consulta, que no necesitará mucho trabajo de capital. Es duro para las empresas de producto crecer orgánicamente porque tienen que tener una gran inversión para empezar.

Obtener dinero del tipo de inversor equivocado 

Por ejemplo, si te encuentras en el nicho de los apartamentos sería inteligente tener un inversor que tiene propiedades en cuanto a apartamentos. Si eres un líder de opinión en tu espacio, es de ayuda porque pondrán tu producto entre sus propiedades. Todo es cuestión de estrategia.

http://bit.ly/1b5gK2a

James