Para jóvenes emprendedores, empezar una empresa con recursos y conocimientos limitados es extremadamente intimidante y de riesgo. Lanzarse a la piscina con una startup puede parecer prometedor y recompensador, pero esos triunfos no vienen sin un gran riesgo y requieren mucha perseverancia

Habiendo llevado cinco startups, empezando con 14 años y llegando hasta los 21, puedo decir que no hay nada que recompense más a uno mismo que vender una empresa. A veces miro atrás y analizo los errores que hice y el conocimiento colectivo que he conseguido de estas aventuras con las startups.

Como resultado de estas experiencias, soy ahora consciente de factores críticos necesarios para lanzar y escalar startups, algunos de los cuales hubiera deseado saberlos al principio de mi carrera. Mis 8 consejos críticos para cualquier joven emprendedor que quiera ser exitoso en su negocio son los siguientes:

Arriésgate

El primer y mayor obstáculo en la carrera de cualquier joven emprendedor es aprender como aceptar y tomar el riesgo. Arriesgarse es uno de los mayores pasos requeridos para empezar una startup. Tanto si este riesgo es económico o en cuanto a tus opciones laborales, no hay mejor momento para arriesgarse que cuando estás en tus tempranos 20. Arriésgate, haz algo loco, empieza un negocio. Si fracasas, habrás aprendido mucho y podrás continuar. Solo eres joven una vez, pero te puedes arrepentir toda una vida. No vivas siempre pensando “y si…”.

Innova constantemente

Empezar una startup de éxito requiere innovar e innovar constantemente. No temas decir una locura y empieza un plan de negocio que parezca una locura. Mira tu idea de negocio desde una perspectiva distinta y no escuches críticas. Algunos de los productos más populares hoy fueron en su momento ideas locas de gente innovadora que, inicialmente, se cubrió de críticas.

Utiliza tu red de conexiones

Muchos jóvenes emprendedores no usan su red personal de contactos. Toda persona joven tiene cientos de conexiones: familia, amigos y contactos del colegio y en las redes sociales. No temas acercarte a gente que puede que te ayude. Haz la pregunta y preséntate. Tienes una larga red de contactos, no dejes que se escapen.

Aspira alto y espera mucho

Si realmente quieres estar y sentirte muy satisfecho y recompensado, necesitas un mayor nivel de expectaciones de estándares y aspiraciones desde el principio de tu carrera emprendedora. Mira al futuro y visualízate como un multimillonario o el mandamás de una industria. Esto te llevará a conseguir tus objetivos. Esta tarea es psicológica, pero aspirar a lo más alto te dará determinación en tus tareas diarias.

No temas pedir ayuda

Pedir ayuda es lo más fácil, pero resulta ser lo más difícil para los jóvenes emprendedores. Hay mucha gente a tu alrededor que puede ayudarte, o que conoce a alguien que puede ayudarte. Deja a parte tu orgullo y toma el riesgo, tiende la mano y pide ayuda.

Búscate la vida

Tendrás que ser un poco “puta”, en la mejor connotación posible de la palabra. Es importante en el mundo de las startups porque necesitas ser persistente, saber empezar cosas y saber también cuando patear traseros y tomar nombres. Si no eres un poco así no te va a ir bien en el mundo de las startups. No pares hasta que seas grande.

Aprende de tus errores

En el mundo de las startups, te equivocarás mucho. Acostúmbrate a ello. Estos errores te harán aprender de ti y de tus defectos pero sobretodo te enseñarán de estrategia. Tómate estos errores y fallos de forma personal, te llevarán más allá de lo que sabes y esperas. Los fallos llevan al éxito, aprende a aceptarlo y no dejes que su presencia te coma.

Vive, respira y duerme con tu startup

Haz de tu empresa tu vida. No hay nada en el mundo de las startup como el equilibrio entre el trabajo y la vida. Si te tomas el negocio en serio, debes poner tu esfuerzo al 100%. Recogerás lo que siembres. Lanzar una startup no es un paseo en el parque, es difícil, frustrante y puede hacer que te tires de los pelos.

Hay varias dificultades que como joven emprendedor, o principiante, tendrás que afrontar. Será duro, habrá momentos de euforia. Siguiendo estos ocho consejos, cada joven emprendedor puede estar más mentalmente preparado para lanzar una startup exitosa y empezar su negocio en el mundo de los emprendedores.

http://bit.ly/18zozf3

James